Las circunstancias climatológicas de este año, hacen que en la provincia de Castellón tengamos una vendimia desigual, tal y como ya apuntaba Juan Carlos Pavía, presidente de la IGP Castelló, en una entrevista realizada en el programa “A vivir Castellón” de la Cadena SER.

Este ha sido un año particularmente difícil para el campo en general y para la uva en particular por este exceso de lluvias. Llover en exceso siempre es malo. Hay zonas en las que ha llovido más y otras en las que menos, pero en general ha habido mucha agua. En algunas zonas han caído cerca de 700 litros y esto es casi el doble de lo que cae en un año, y aún nos falta el otoño.

La lluvia, dependiendo de cuando cae, es perjudicial o beneficiosa. Si lo hace en enero o febrero es beneficiosa, si lo hace cuando la planta ya ha arrancado, el exceso provoca la aparición de enfermedades que no son habituales en la zona.

Este año ha obligado a realizar una vendimia más selectiva para garantizar la calidad óptima de la uva. Y es que ha habido desigual evolución en la maduración del fruto dependiendo de cada parcela. Esto obliga a los agricultores a seleccionar de manera muy minuciosa cada viñedo que se recoge y ralentiza el proceso.

Una vendimia desigual

Por ejemplo, en la bodega Alcoví, de Almedíjar, ya recogieron las variedades blancas a finales de agosto. Mientras que en estos momentos están con la vendimia del Monastrell, el Syrah y el Cabernet Sauvignon.

Este año, como novedad, en la Bodega Alcovi se v a realizar una vendimia diferente ya que es la primera cosecha en la que Sergio Fuster, de 19 años (hijo de Manolo Fuster) será el encargado de realizar los vinos, ya que está estudiando enología y viticulura.

En la Bodega almarós, la cosecha ha sido muy buena. Las lluvias hicieron qué las viñas brotasen con mucho vigor, pero una buena poda en verde ha echo que la producción estuviese equilibrada. La sequía posterior ha favorecido la graduación y calidad de esta temporada, pero han tenido que hacerse más tratamientos que de costumbre, ya que el mildiu este año ha sido potente y persistente.

En general Bodega Almaros está muy contenta por la cantidad y calidad de esta vendimia.

Por otra parte, Bodega Flors, de les Useres, ya las recogieron hace unos días. mientras que otras bodegas, como Barón d´alba o la Bodega Les Useres, ya están vinificando.

Como vemos, las diferencias entre unas zonas y otras son notables lo que, unido a la gran cantidad de variedades de uva existentes en la provincia, hace que se elaboren muchos tipos de vino diferentes (espumosos, vinos tranquilos, blancos rosados tintos…), y esta variedad es, posiblemente, lo que nos haga única a la IGP Castellón.