Los amigos de 5barricas han realizado una entrevista a Juan Carlos Pavía, presidente de la IGP Castelló, en la que se pone de manifiesto la actual situación de la vitivinicultura de Castelló y las ganas e ilusión de los viticultores y bodegueros por elaborar vinos de calidad de nuestra tierra.

En la entrevista, se pone de manifiesto la complicada situación provocada por el coronavirus. Los productores de vino han visto reducidos sus ingresos de una manera considerable debido a que dependen, en gran medida, del sector de la restauración. Además, la climatología no nos ha acompañado. La gran cantidad de lluvias, que han superado con creces la media de la zona, están provocando que haya una importante proliferación de hongos en los viñedos, pudiendo perderse una parte importante de la producción de uva.

Acciones para revertir la situación

Pero de nada sirve lamentarse. Lo que más importa es mirar al futuro y tomar la iniciativa con acciones conjuntas con distribuidores y restauradores para favorecer y reforzar el consumo del producto local. De momento, se han diseñado unas bolsas exclusivas para poder transportar cómodamente una botella de vino y por otra parte, se van a realizar catas en los restaurantes de la zona.

Bolsas de calidad

En colaboración con Vindicas, se han elaborado unas bolsas con un elegante diseño para que los clientes puedan llevar su botella de vino cómodamente a casa. Son unas bolsas expresamente diseñadas para llevar cómodamente una botella de vino.

Esta medida va enfocada sobre todo a las parejas a las que les gusta disfrutar de un buen vino y que una botella les resulta demasiado. Si sobra una gran parte, pueden llevársela a casa o, porqué no, coger una sin abrir del mísmo vino que han probado en el local u otra refrerencia que les resulte atractiva, para degustarlo tranquilamente en su casa. Con esto, se favorece un consumo responsable de productos de calidad.

Catas en los restaurantes

Otra de las iniciativas que se va a desarrollar son una serie de catas en los restaurantes de la zona.

Habitualmente ya se vienen desarrollando catas con mucho éxito en las bodegas, donde los visitantes vienen a conocer los vinos en el lugar donde se producen, pero con esta inniciatiiva vamos a dar un paso más. En este caso se trata de una experiencia diferente, ya en esta ocasión es la bodega la que se desplaza, y un profesional va a dar a conocer las características de cada uno de los vinos al consumidor en el mismo local en el que posteriormente lo van a poder consumir.

Con esta acción, de una forma complementaria, también damos a conocer y ponemos en valor a los grandes restaurantes que tenemos en la provincia. Al final se trata de unir esfuerzos para sumar entre todos y lograr salir de la mejor forma posible de esta maltrecha situación.

Desde la IGP seguiremos trabajando para dar visibilidad a los pequeños agricultores, viticultores, bodegueros y demás trabajadores que son los que hacen posible que en la provincia de Castellón tengamos unos excelentes vinos y que cada día van obteniendo más reconocimiento, tanto a nivel nacional como internacional.

Cultura de vino, identidad, turismo y desarrollo rural

La actividad vitivinícola está intínsecamente unida a la actividad turística, creándose sinergias entre ambas. Cada dia está valorándose más el enoturísmo, como consecuencia de la conciencia de la importancia de los valores inmateriales y del patrimonio cultural, historico-artístico, gastronómico y natural de Castellón. Esto comporta nuevas alternativas económicas, tanto para las bodegas como para el sector turístico (alojamientos, restaurantes, comercios, transportes…) en general.

Si queremos proteger la identidad del territorio en el que nos encontramos, éste es un compendio entre la diversidad natural unida con las tradiciones culturales, lo que hacen que cada una de las zonas sea diferente, particular y única. De todos depende conservar esta riqueza cultural.