[:es]vicent, gerente de bodega florsEn Les Useres, desde la Bodega Flors, nos comentan que ya están empezando con la poda de las vides.

El periodo de las lunas viejas de invierno (entre luna llena y luna nueva), cercano al cuarto menguante, es el momento adecuado para realizar estas tareas, ya que es cuando la planta esta en reposo, la savia no circula y ha perdido totalmente las hojas. Si se poda antes de que la planta entre en reposo, las hojas no habrán enviado a las partes leñosas todas las reservas necesarias, por lo que se debilitará la planta.

Por otra parte, si se espera a realizar la poda después de que empiece la brotación, con el corte se eliminarán reservas que la planta ya ha puesto en movimiento y también se debilitará.

Por lo tanto, la poda es una tarea muy importante para la consecución de un buen vino. No se trata simplemente de cortar los sarmientos, sino que hay que cortarlos en el momento adecuado, dependiendo de la climatología de la zona y en función de la mano de obra disponible para poder terminarla siempre antes que empiece la brotación de las vides.

Es pues, según nos comenta Vicente, el momento de empezar con la poda de tal forma que se pueda acabar completamente la tarea antes de que empiece la brotación de alguna de las parcelas.[:ca]vicent, gerente de bodega florsA Les Useres, des del Celler Flors, ens comenten que ja estan començant amb la poda de les vinyes.

El període de les llunes velles d’hivern (entre lluna plena i lluna nova), proper al quart minvant, és el moment adequat per fer aquestes tasques, ja que és quan la planta està en repòs, la saba no circula i ha perdut totalment les fulles. Si es poda abans que la planta entri en repòs, els fulls no hauran enviat a les parts llenyoses totes les reserves necessàries, de manera que es debilitarà la planta.

D’altra banda, si s’espera a realitzar la poda després que comenci la brotada, amb el tall s’eliminaran reserves que la planta ja ha posat en moviment i també es debilitarà.

Per tant, la poda és una tasca molt important per a la consecució d’un bon vi. No es tracta simplement de tallar els sarments, sinó que cal tallar-los en el moment adequat, depenent de la climatologia de la zona i en funció de la mà d’obra disponible per poder acabar-la sempre abans que comenci la brotada de les vinyes.

És doncs, segons ens comenta Vicente, el moment de començar amb la poda de tal manera que es pugui acabar completament la tasca abans que comenci la brotada d’alguna de les parcel·les.[:]