Castellón, tierra de vinos

Castellón, tierra de vinos

La larga tradición de cultivo de la vid en esta provincia hunde sus raíces en la historia y sus bodegas ofrecen caldos de gran calidad, los cuales merecen la pena conocer y degustar.

Características de Castellón, tierra vinícola

Castellón es una provincia con una ubicación geográfica de excepción. Para empezar, se encuentra a los pies del Mediterráneo, mar de gran importancia para nuestra historia. Además, entre sus montañas se han formado fértiles valles que, al amparo de estas, ofrecen unas condiciones climáticas excepcionales para todo tipo de cultivos.

La vid, como no podía ser de otra manera, es de los cultivos más importantes y lo lleva siendo desde hace miles de años. La orientación de las viñas, la humedad y las horas de sol son otros factores que contribuyen a dar el cuerpo y la suavidad que caracterizan a los vinos que las diferentes bodegas producen con sumo esmero.

El clima es benigno, ya que los inviernos y los veranos son suaves, aunque en el interior de la provincia el frío se acentúa y la nieve se deja ver durante el período invernal. Si te gustan las temperaturas templadas Castellón te encantará, ya que hay unos 17 ºC de media a lo largo del año. Junto a esto, las precipitaciones abundan durante el otoño y la primavera.

Origen del cultivo del vino en Castellón

La vid es originaria de tierras tan lejanas como las de la actual Turquía. Empezó a cultivarse hace unos 6000 años, durante el Neolítico, periodo en el cual los seres humanos se asientan, desarrollan la agricultura y la ganadería. Sin embargo, la llegada de este cultivo al occidente del Mediterráneo se dejará esperar unos cuantos milenios.

Pese a la existencia de culturas bien consolidadas en suelo ibérico, fueron los fenicios primero y luego los griegos quienes trajeron el vino. Los primeros eran un pueblo de comerciantes, los cuales estaban interesados en crear factorías comerciales en las que ofrecer productos elaborados por materias primas. Los griegos, sin embargo, llevaron a cabo una vasta colonización a lo largo de la costa mediterránea.

Debes saber que no solo se interesaban por el comercio, sino que traían toda su cultura con ellos y el vino formaba parte importante de esta. Siglos después, junto a la conquista romana y la fundación de su imperio los diferentes territorios de Hispania produjeron grandes vinos que se distribuyeron por todo el territorio imperial.

Una vez el Imperio desaparece, los nobles y monjes medievales continúan con el cultivo de la vid y llegamos hasta el presente, un momento en el que el vino de Castellón se distingue con una Indicación Geográfica (IGP) Protegida.

Un legado atemporal

Los vinos de Castellón hunden las raíces de sus viñas en el tiempo y de ellas surgen los caldos únicos y variopintos de las bodegas IGP Castelló, todos elaborados con métodos tradicionales y buscando siempre la máxima calidad. ¡Pruébalos!

La IGP Castelló en el Patronat de Turisme

La IGP Castelló en el Patronat de Turisme

La Diputación Provincial de Castellón refuerza la participación de empresas en el nuevo Patronato de Turismo incorporando a entidades que no estaban presentes, como Hosbec/Altur, la IGP Vins de Castelló, la Asociación de Turismo Activo de la Comunitat Valenciana o el Ayuntamiento de Montanejos

De esta forma, se le otorga una gran importancia a las bodegas de vino de Castellón en el Plan Provincial de Turismo, en forma de turismo enológico. Un turísmo no estacionalizado y que contribuye de forma importante a la dinamización del turismo de interior

TURISMO EN EL INTERIOR DE CASTELLÓN

El modelo turístico de la provincia de Castellón está cambiando. El cambio de destinos de turismo de sol y playa por turismo rural y de interior es una realidad. Actualmente, el viajero opta por descubrir nuevos lugares y nuevas experiencias. Por ello, en las economías de los pueblos de interior deben hacerse cambios para mantener la oferta existente si la hay, y en la medida de lo posible incrementar y desarrollar nuevas opciones a las ya existentes.

Entre estas nuevas tendencias, se observa un interés creciente por parte del turismo por conocer la gastromía de la zona en general y de todo lo relacionado con el vino en particular. Así, el turismo relacionado con el vino tiene un importante crecimiento a nivel mundial.

Actualmente, en prácticamente todas las regiones vitivinícolas, hay rutas de temática gastronómica para canalizar esta creciente demanda. Estos productos turísticos contribuyen a generar experiencias sensoriales únicas y completas, involucrando todos los sentidos (sabores, olores, vista, tacto y sonidos). Se trata de unas actividades que permaneceran en el recuerdo del viajero, siendo uno de los factores diferenciales del actual paradigma turístico.

La demanda del turismo del vino es muy amplia y no se circunscribe a expertos o aficionados del mundo del vino, sino que atrae a personas de muy variada condición y edad. que se realiza mayoritariamente en grupo, con amistades o compañeros de trabajo, o también grupos familiares sin hijos

EL ENOTURÍSMO

Estas actividades suponen una serie de beneficios tanto para el destino turístico como para las bodegas.

Para el destino:

porque se convierte en un argumento de venta turística del territorio, generando un importante desarrollo económico en la zona, contribuyendo a generar riqueza, empleo y bienestar en la población local. También se logra una mayor puesta en valor de los recursos del destino.
Por otra parte, la actividad turística en general se ve reforzada ya que se trata de un producto desestacionalizado y de gasto turístico medio-alto, ya que esto supone una oportunidad de crecimiento y desarrollo general, generándose nuevas empresas y oficios.

Para las bodegas:

Porque supone una fuente de ingresos complementaria y que ayuda, a su vez, a vender sus vinos y posicionar su marca. Por otra parte, supone una herramienta de promoción y comercialización de los vinos, vinculando la marca al territorio y las experiencias vividas por el turista.

Firma del acuerdo de la sede de la IGP Castelló en Benlloc

La IGP desde sus primeros pasos en 1998 y desde su origen legal en 2003 ha tenido su sede en la Bodega Vinícola Les Useres, Sociedad Agraria de Transformación nº 3.201 “El Salvador”. Todos los viticultores y bodegueros de la IGP agradecemos a los socios, directivos y Consejo rector de la Bodega Vinícola Les Useres el trato que, de manera gratuïta y desentiresadamente hemos recibido. Allí crecimos primero con la marca Vins de la Terra de Castelló y actualmente con la figura de calidad IGP Castelló.

A partir de hoy nuestra sede está en Benlloc, y agradecemos al Ayuntamiento, a toda la Corporación Municipal y a todo el vecindario el ofrecimiento y la acogida que estamos recibiendo. Esperamos que esta relación que hoy inciamos sea positiva y fructífera para ambas entidades.

Firma nueva sede de la IGPCada vez más, los consumidores reclamamos una mayor transparencia sobre los productos que adquirimos y consumimos. Los gobiernos, y en concreto la Comunidad Europea, ha establecido figuras de protección para reconocer y certificar la procedencia, la calidad y los procesos de transformación garantizando así la seguridad alimentaria.

Una de estas figuras de protección es la Indicación Geográfica Protegida Castelló (IGP Castelló).

La IGP Castelló certifica:

  • que nuestros vinos proceden de determinados pueblos de nuestra provincia de Castelló y cuya calidad, valoración y reconocimiento se debe a ese lugar de origen.
  • Que hay un vínculo específico entre las características del producto y el lugar de origen, tanto en la producción, en la transformación como en la elaboración.
  • Que nuestros vinos se encuentran dentro de la lista de productos agroalimentarios de origen, cualidad y calidad certificada, protegidos por las normas de la Unión Europea.
  • Que nuestros vinos cumplen una serie de condiciones especificadas en el pliego de condiciones.

Aprovechando que estamos celebrando una jornada de turismo y se han puesto de relieve las características especificas de nuestra provincia coincidimos con sus promotores en que estamos en una zona geográfica reconocida universalmente por su especificidad geológica, edafológica, climática, ….y por el inmenso patrimonio cultural material e inmaterial de nuestro territorio.

Benlloc 5 de Octubre 2017