La vida en los viñedos continúa, a pesar del coronavirus.

La vida en los viñedos continúa, a pesar del coronavirus.

Las bodegas de Castellón han tenido que bajar su ritmo de trabajo, pero no pueden cerrar completamente, ya que el ciclo de la vid no lo permite. Todas las bodegas son productoras y dependen de sus propios cultivos para la elaboración del vino.

En el campo no se puede parar. De los cuidados que ahora se realicen, dependerá la cantidad y calidad de la materia prima que se recogerá en unos meses y para las bodegas de Castellón, que apuestan por vinos de calidad, esto resulta de especial importancia.

Los propios viticultores se encargan de ir cuidando las viñas para que no queden abandonadas, supervisando el final de la poda y preparando el arado para mantener la humedad de las lluvias durante todo el verano, a la vez que atienden los pedidos que pueda haber, pese a que han disminuido o casi han desaparecido como consecuencia de la pandemia.

La situación es, realmente, complicada. Los viticultores no pueden prever nada, ya que estamos ante una situación impredecible y no se sabe lo que va a pasar de un día para otro. Unas bodegas están terminando de embotellar, otras con el vaciado o llenado de barricas, y todas mirando a un futuro incierto ya que las ventas se han desplomado, debido al cierre de restaurantes, hoteles y bares y a la supresión de cualquier evento de masas.

Pero la vida sigue, el sector agrario no entiende de coronavirus y continúa. Ahora solo queda esperar que estas intensas lluvias no afecten a los viñedos con sus particulares plagas (como puede ser el mildiu) ya que, con la escasa mano de obra existente, sería otro fuerte golpe a la ya maltrecha situación de los viticultores de Castellón.

Mas de Rander elimina por completo el uso de pesticidas en sus viñedos

Mas de Rander elimina por completo el uso de pesticidas en sus viñedos

La polilla del racimo es una plaga que lleva décadas suponiendo un problema constante en la viticultura española.

¿Cómo podemos los agricultores mantener la productividad ajustándonos a la recientemente implantada Directiva de Uso Sostenible? ¿Cómo podemos cumplir con las exigencias del mercado?

En el marco de una agricultura ecológica y sostenible, necesitamos utilizar sistemas de control de plagas que cumplan con las normativas y las exigencias de los consumidores. Para ello, en Mas de Rander, hemos implantado el sistema de control de plagas denominado “confusión sexual”.

Las polillas utilizan feromonas (una especie de mensajeros químicos) para comunicarse e interactuar entre ellas. Las hembras emiten feromonas sexuales para atraer a los machos y aparearse.

La técnica de confusión sexual se basa en un control biotécnico de la plaga, emitiendo de forma controlada feromonas sintetizadas de la hembra. En una cantidad suficiente, saturan la capacidad receptiva del sistema olfativo de los machos y los confunden hasta el punto de dificultarle la localización de la hembra evitando la reproducción. De esa forma se interrumpe la evolución de la plaga de la polilla del racimo.

La técnica de la “confusión sexual” utiliza unos compuestos altamente selectivos que sólo afectan a la plaga objetivo, siendo totalmente inocuos para el resto de seres vivos, por lo que se contribuye al mantenimiento del equilibrio ecológico.

En Mas de Rander ya veníamos utilizando esta forma de control de plagas, pero este año hemos decidido dar un paso más y vamos a utilizar por primera vez los difusores de Suterra.

Suterra es una de las compañías líderes a nivel mundial en el desarrollo de este tipo de productos en el control de plagas agrícolas. Sus difusores proporcionan muchas ventajas respecto del resto. Lo más importante es que se pueden programar individualmente, para que emitan la feromona en función del ciclo biológico de las plantas o de las condiciones ambientales.

Por otra parte, y no menos importante, es que ofrecen un sistema de recogida y reciclado, con lo que se consigue la ausencia total de cualquier tipo de residuo en el campo contribuyendo a la limpieza del entorno.

La emoción de volver a la vida en Bodega Flors

La emoción de volver a la vida en Bodega Flors

[:es]Con la primavera, de todos es sabido que se produce un despertar en la naturaleza. Es el fin del letargo invernal, y que rompe por completo la monotonía de la estampa triste del invierno en la Bodega Flors.

Las plantas están impacientes por volver a la vida, y en nuestro caso, el lloro de la vid es un claro indicativo de que la primavera ha llegado y con ella la vida a las vides. Una señal de que el ciclo vegetativo está en marcha, u que la planta está curando las heridas producidas durante la poda. Y es que el lloro de la vid no es más que eso, un mecanismo de defensa de la planta que cura sus heridas.

El lloro, es el momento que marca el despertar biológico de la vid, debido básicamente al incremento de las temperaturas en el ambiente, las cuales favorecen el movimiento de la savia de la planta, que irriga todas sus partes, volviendo a la vida.

Como antes decíamos, este lloro produce la cauterización de las heridas. El proceso finaliza cuando los cortes producidos se ven recubiertos de una sustancia protectora que es producida en la evaporación del agua de las gotas del lloro.

Este proceso puede prolongarse entre siete y diez días, hasta que la cicatrización se ha producido por completo. En este punto, las plantas empiezan a desarrollarse y en breve harán su aparición los brotes.[:ca]Amb la primavera, de tots és sabut que es produeix un despertar a la natura. És la fi de la letargia hivernal, i que trenca completament la monotonia de l’estampa trista de l’hivern en el Celler Flors.

Les plantes estan impacients per tornar a la vida, i en el nostre cas, el plor de la vinya és un clar indicatiu que la primavera ha arribat i amb ella la vida a les vinyes. Un senyal de que el cicle vegetatiu està en marxa, o que la planta està guarint les ferides produïdes durant la poda. I és que el plor de la vinya no és més que això, un mecanisme de defensa de la planta que cura les seves ferides.

El ploro, és el moment que marca el despertar biològic de la vinya, a causa bàsicament a l’increment de les temperatures en l’ambient, les quals afavoreixen el moviment de la saba de la planta, que irriga la seva totalitat, tornant a la vida.

Com abans dèiem, aquest ploro produeix la cauterització de les ferides. El procés finalitza quan els talls produïts es veuen recoberts d’una substància protectora que és produïda en l’evaporació de l’aigua de les gotes del plor.

Aquest procés pot prolongar-se entre set i deu dies, fins que la cicatrització s’ha produït completament. En aquest punt, les plantes comencen a desenvolupar-se i en breu faran la seva aparició els brots.[:]

[:es]Besalduch, Valls & Bellmunt te hará retroceder en el tiempo[:ca] Besalduch, Valls & Bellmunt et farà retrocedir en el temps[:]

[:es]Ubicada en la capital histórica del Maestrat, este Museo del Vino te hará retroceder en el tiempo con sus numerosas fotografías y objetos testigos de la larga tradición vitivinícola de Sant Mateu.

Esta bodega, fue una de las más grandes e importantes de la Comunidad, llegando a vinificar más de 6 millones de kg. en sus más de 2.000 m² y sus más de 170 tanques. Su actual remodelación y el cuidado exquisito de todos los detalles, hacen del Centro de Interpretación del Vino un lugar realmente único y diferente para cualquier tipo de evento o celebración. Su arquitectura, jardines y diferentes espacios lo convierten en un lugar incomparable tanto para eventos de día como de noche.

Ofrece también al visitante degustaciones de vinos que se elaboran de nuestros viñedos de Les Llomes, que están situados en la partida del mismo nombre, en el corazón del Maestrazgo, con una extensión de cultivo de unas 12 hectáreas y en ellas se miman las variedades de Macabeu, Tempranillo, Merlot, Sauvignon Blanc, Moscatel, Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Garnacha.[:ca]Situada a la capital històrica del Maestrat, aquest Museu del Vi et farà retrocedir en el temps amb les seves nombroses fotografies i objectes testimonis de la llarga tradició vitivinícola de Sant Mateu.

Aquest celler, va ser una de les més grans i importants de la Comunitat, arribant a vinificar més de 6 milions de kg. en els seus més de 2.000 m² i els seus més de 170 tancs. El seu actual remodelació i la cura exquisida de tots els detalls, fan del Centre d’Interpretació del Vi un lloc realment únic i diferent per a qualsevol tipus d’esdeveniment o celebració. La seva arquitectura, jardins i diferents espais el converteixen en un lloc incomparable tant per a esdeveniments de dia com de nit.

Ofereix també al visitant degustacions de vins que s’elaboren de les nostres vinyes de Les Llomes, que estan situats a la partida del mateix nom, al cor del Maestrat, amb una extensió de cultiu d’unes 12 hectàrees i en elles es mimen les varietats de Macabeu, Ull de llebre, merlot, sauvignon blanc, moscatell, chardonnay, cabernet sauvignon i Garnatxa.
[:]

[:es]Mas de Rander hacia la Certificación de Agricultura Ecológica[:ca]Mas de Rander cap a la Certificació d’Agricultura Ecològica[:]

[:es]Las cámaras de la televisión autonómica À Punt, visitaron la bodega Mas de Rander, por ser una de las primeras bodegas pertenecientes a la IGP Castelló en solicitar la Certificación Ecológica.

Actualmente, la bodega Mas de Rander se encuentran en transición para conseguir esta Certificación, por lo que, presumiblemente, en dos años ya podrán poner este distintivo en todas sus botellas.

Aprovechando su estancia, las cámaras también se interesaron por el proceso de la poda. Se trata de una de las tareas habituales en estas fechas en todos los viñedos, la cual, además de sanear las plantas, retrasa la brotación y, de esta forma, minimiza el riesgo de las heladas tardías de primavera.

Por otra parte, con la poda también se regula la producción que habrá en el próximo año. Con esto se consigue una mayor calidad de uva, la cual se traducirá en unos mejores vinos. Como ejemplo, en las 25 hectáreas de viñedo de Mas de Rander se recogen aproximadamente 105.000 quilos de uva, lo cual consideramos como cantidad óptima para la elaboración de los vinos.

A modo de ejemplo: la variedad Merlot, que suele ser más productiva, se poda con más intensidad para atenuar su producción, mientras que la variedad Cabernet Sauvignon, que es menos productiva, se poda con menos intensidad para favorecer la productividad.

La forma de la plantación también es muy importante a la hora de trabajar de forma más eficiente. Antiguamente los viñedos se plantaban en vaso, mientras que ahora, las plantaciones, suelen hacerse en espaldera.

Con este tipo de plantación se obtienen unos importantes beneficios, ya que el ahorro es considerable. Por una parte se necesita menos mano de obra en las tareas habituales, como puede ser la poda, y por otra parte se tiene mucha más la eficiencia en todos los tratamientos.
[:ca]Les càmeres de la televisió autonòmica À Punt, van visitar el celler Mas de Rander, per ser un dels primers cellers pertanyents a la IGP Castelló a sol·licitar la Certificació dÁgricultura Ecològica.

Actualment, el celler Mas de Rander es troba en transició per aconseguir aquesta certificació, per la qual cosa, presumiblement, en dos anys ja poden posar aquest distintiu en totes les seves ampolles.

Aprofitant la seva estada, les càmeres també es van interessar pel procés de la poda. Es tracta d’una de les tasques habituals en aquestes dates en totes les vinyes, la qual, a més de sanejar les plantes, retarda la brotada i, d’aquesta manera, minimitza el risc de les gelades tardanes de primavera.

D’altra banda, amb la poda també es regula la producció que hi haurà al proper any. Amb això s’aconsegueix una major qualitat de raïm, la qual cosa es traduirà en uns millors vins. Com a exemple, en les 25 hectàrees de vinya de Mas de Rander es recullen aproximadament 105.000 quilos de raïm, la qual cosa consideren com a quantitat òptima per a l’elaboració dels vins.

A tall d’exemple: la varietat Merlot, que sol ser més productiva, es poda amb més intensitat per atenuar la seva producció, mentre que la varietat Cabernet Sauvignon, que és menys productiva, es poda amb menys intensitat per afavorir la productivitat.

La forma de la plantació també és molt important a l’hora de treballar de forma més eficient. Antigament les vinyes es plantaven en got, mentre que ara, les plantacions, solen fer-se en espatllera.

Amb aquest tipus de plantació s’obtenen uns importants beneficis, ja que l’estalvi és considerable. D’una banda es necessita menys mà d’obra en les tasques habituals, com pot ser la poda, i d’altra banda es té molta més l’eficiència en tots els tractaments.[:]

[:es]Besalduch, Valls & Bellmunt, tradición y vanguardia[:ca]Besalduch, Valls & Bellmunt, tradició i avantguarda[:]

[:es]Esta joven empresa surge con la intención de reactivar el sector vinícola en la capital histórica del Maestrat, Sant Mateu.

Como objetivo se marcaron el de mostrar al visitante lo que en su momento fue uno de los motores de la economía comarcal: la vid.

El Museo y Centro de Interpretación del Vino de Sant Mateu es la antigua y rehabilitada cooperativa, hoy propiedad de Bodegues Besalduch Valls & Bellmunt, que permite hacer revivir al visitante los sistemas enológicos que se utilizaban hace más de cuatro décadas así como sus túneles y cavas, haciendo de ella una de las bodegas de vino más grandes de toda la Comunidad Valenciana, llegando a vinificar más de 6 millones de litros en una temporada.

Además del Museo, también ofrecen packs y visitas guiadas en sus viñedos, centralizados en su totalidad en la finca de les Llomes, ubicada en Sant Mateu, donde se miman en sus 12 hectáreas las variedades de Macabeu, Tempranillo, Merlot, Syrah, Sauvignon Blanc, Moscatell, Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Garnacha tinta. Disponen además de una finca de pruebas en la finca de La Coma, donde existen muy distintas variedades y se estudian la adaptación de cada una de ellas.

¿Os animáis a hacerles una visita?
[:ca]Aquesta jove empresa sorgeix amb la intenció de reactivar el sector vinícola a la capital històrica del Maestrat, Sant Mateu.

Com a objectiu es van marcar el de mostrar al visitant el que en el seu moment va ser un dels motors de l’economia comarcal: la vinya.

El Museu i Centre d’Interpretació del Vi de Sant Mateu és l’antiga i rehabilitada cooperativa, avui propietat de Bodegues Besalduch Valls & Bellmunt, que permet fer reviure al visitant els sistemes enològics que s’utilitzaven fa més de quatre dècades així com els seus túnels i caves , fent d’ella un dels cellers de vi més grans de tota la Comunitat Valenciana, arribant a vinificar més de 6 milions de litres en una temporada.

A més del Museu, també ofereixen packs i visites guiades a les seves vinyes, centralitzats en la seva totalitat a la finca de les Llomes, situada a Sant Mateu, on es mimen en els seus 12 hectàrees les varietats de Macabeu, Ull de llebre, Merlot, Syrah, Sauvignon Blanc , Moscatell, Chardonnay, Cabernet Sauvignon i Garnatxa negra. Disposen a més d’una finca de proves a la finca de la Coma, on hi ha molt diferents varietats i s’estudien l’adaptació de cadascuna d’elles.

Us animeu a fer-los una visita?[:]